fbpx
(305) 761-4130 [email protected]

“Una imagen vale más que mil palabras”, es la expresión que lidera la instalación de videoporteros en la propiedad horizontal. Esta tecnología es especialmente útil para incrementar la seguridad y protección tanto a las personas como a los bienes de los copropietarios en propiedad horizontal. Además, automatiza el control del ingreso de personas tanto en edificios, conjuntos de apartamentos, casas y oficinas.

Un videoportero es un sistema de comunicación que sirve para gestionar las llamadas que se hacen a la puerta de un edificio desde el interior de los apartamentos a través de un frente situado en el exterior o calle. Se utiliza para controlar el acceso al edificio, mediante la comunicación audiovisual entre el exterior y el interior de las viviendas.

Los videoporteros son muy útiles para edificios de propiedad horizontal, edificios de oficinas, complejos residenciales, viviendas unifamiliares, etc., no sólo por su versatilidad, si no porque son un aporte de seguridad al controlar el acceso de los visitantes a las viviendas de un modo más completo. Pues con el sonido y la visualización a través de una cámara se ve en todo momento a las personas que requieren de acceso al interior del edificio.

Para conseguir esta seguridad existen diferentes opciones de instalación que cada particular puede aprovechar para sus apartamentos, también dependiendo de la zona de instalación y del espacio disponible.

Últimamente en el mercado lo más frecuente en instalación de videoporteros para edificios de propiedad horizontal son los sistemas de comunicación IP. Son videoporteros, que, por medio de conexión a una red informática, incrementa las opciones de comunicación y usos a los particulares. Pues estos pueden ver quien está llamando a sus casas sin la necesidad de estar dentro. Pueden contestar la llamada o visita desde cualquier sitio y dispositivo.

 

También le puede interesar:  Soluciones de comunicación para conjuntos residenciales

Razones para instalar un videoportero

Independientemente del tipo de videoportero que instalemos en nuestra propiedad horizontal, ¿cuáles son las ventajas reales que nos proporciona disponer de un sistema de comunicación audiovisual para nuestras viviendas? A continuación, detallaremos una serie de ventajas que pueden serle de utilidad para su propiedad.

Incremento de la seguridad

Una de las principales razones para instalar un sistema de video citofonía en una propiedad horizontal es el valor añadido que le proporciona en cuanto a seguridad y protección de las personas y de los bienes de los copropietarios. Esto se consigue debido a que la comunicación es visual. Cuando alguien visita la copropiedad el usuario puede verificar al instante la identidad del visitante. Esto incrementa su seguridad y la del resto de vecinos evitando situaciones peligrosas con visitantes extraños.

La principal característica de esta generación de seguridad añadida es que permite que la persona que está en el interior identifique la visita, pudiendo, si lo desea, entablar una conversación y/o abrir la puerta para permitir el acceso de la persona que ha llamado.

Podrá saber a quién abre

Cuando reciba una llamada podrá verificar la identidad de la persona ha llamado sin necesidad de que responda. La persona tiene la seguridad de identificar a un desconocido no sólo por la voz.

Si escucha algún ruido sospechoso podrá activar la cámara y visionar lo que sucede en el exterior del apartamento.

Simplifica la apertura de puertas

Otra función útil del video citófono es que puede ser parametrizado para que el copropietario desde la vista de la entrada pueda autorizar el ingreso del visitante y dar apertura a la puerta de entrada de personas o el acceso a vehículos. Es decir, la apertura de puertas es automática y se consigue con tan solo pulsar un botón. Esta funcionalidad es muy útil para los edificios que disponen de apartamentos en pisos altos, pues agiliza la entrada del visitante y ahorra tiempo al copropietario.

Facilita la atención de niños y adultos mayores

Dependiendo de la configuración del dispositivo se pueden instalar cámaras adicionales para monitorear el estado de las personas adultas o de menores de edad que necesiten ser vigilados o disponer de atención constante. Lo que también genera seguridad a las familias y a las propias personas que precisan ser monitoreadas.

Expande las funciones de la extensión del citófono

Los video citófonos o videoporteros tienen la facilidad de que se pueden integrar con otros servicios de citofonía disponibles en el mercado. Es el caso de servicios como los que ofrece CitoLine, aplicación de citofonía sin cables, la cual es perfectamente compatible e integrable con este tipo de tecnología. Dispone de servicios de intercomunicación integrables a los sistemas Smart-home, domótica e inmuebles inteligentes.

Esto se consigue con la descarga y fácil instalación de la aplicación, la cual, a partir de generar un usuario por parte del administrador, le permitirá acceder con su perfil a todos los servicios de comunicación contratados por la propiedad. Si lo desea puede descargar la aplicación disponer de una prueba gratuita en el siguiente enlace. Descargar Citófono.

Mejora la comunicación con la administración de la propiedad horizontal

Los sistemas de citofonía con botones de alarma sirven para alertar a los vecinos, a la administración y a la policía sobre situaciones de emergencia o de peligro para los copropietarios. La citofonía inalámbrica mejora la comunicación con las empresas de vigilancia al facilitar las labores de los recorredores en las rondas de seguridad evitando situaciones en donde se omitan comunicaciones de alertas o avisos tempranos de riesgos de seguridad.

Mayor comodidad

La utilización de un video citófono le permite verificar de un vistazo con quien se comunica, de una manera segura, rápida y sencilla.

Proporciona valor añadido

El hecho de disponer de un video citófono en la propiedad horizontal le genera un valor extra al conjunto residencial de modernización y revalorización en el precio de la vivienda.

Disponer de un sistema de videoportero completamente digital aporta mayor calidad de vídeo y audio, y se evitan interferencias. Además de las ventajas a nivel técnico, la robustez y la durabilidad de los dispositivos, tanto en el exterior como en el interior de la instalación, aporta más valor añadido al edificio y a la vivienda.

Conclusión

Sin duda alguna el sistema de videoportero es una de las mejores opciones a elegir para dar mayor valor a una edificación, ya sea una obra nueva o un edificio más antiguo. Porque más que un gasto, instalar un sistema de videoportero es una inversión en bienestar y comodidad, además de una instalación básica para incorporar innovaciones en comunicación residencial y comercial a futuro próximo.

Si está interesado en conocer todas las ventajas que puede suponer disponer de un video portero para su propiedad horizontal y que además disponga de tecnología IP o sin cables para su mayor comodidad, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le pasaremos un presupuesto para su comunidad de propietarios sin ningún compromiso.

Contactar asesor

×

[email protected]!

Charlemos vía WhatsApp o escríbanos a: [email protected]

× 👋 Estamos en WhatsApp